Costa Rica: Una dictadura mediática

Costa Rica: Una dictadura mediática

Gradualidad

  Para hacer que se acepte una ley o una medida de instancias confusas o absurdas, basta hacerlo gradualmente, es decir, poco a poco para que la ciudadanía lo acepte y se acostumbre a la medida. Así se imponen condiciones socio-económicas que son imperceptibles a la sociedad.

  Un ejemplo de ello  observa en el actuar de varias administraciones gubernamentales que arrastran consigo un hueco fiscal, y todos ellos reproduciendo la misma receta que motiva y hace énfasis a la necesidad de generar más impuestos e impulsar un plan para disminuir el impacto.

Desde décadas anteriores los gobiernos ha venido  proponiendo pequeños impuestos que en primera instancia para el ciudadano de clase media promedio no implican una problemática, aun sabiendo que el problema no radica en la falta de impuesto, sino en la evasión fiscal. Este discurso mediático se ha promulgado por años, se a ligado a la idea de venir heredando el problema a otros gobiernos, sin soluciones concisas se proponen más impuestos como una especie de “parche para tapar el hueco”.

Aunque en otros gobiernos no se había aprobado esta medida, se a hecho mención al tema, tanto que él mismo dejó de percibirse como algo nuevo y pasó a formar parte en la mentalidad del costarricense como una medida inevitable, de la cual se le ha venido avisado de que va ocurrir desde  hace ya varias décadas, acostumbrando al pueblo para que adopte el pensamiento como única solución o  camino a seguir.

  Diferir

  El diferir es la estrategia que va permitir el aceptar una decisión que es impopular porque se va presenta como una decisión que “necesaria y dolorosa” para un mejor futuro y así va ganando aceptación pública, ya que es más fácil aceptar un sacrificio futuro a un sacrificio inmediato; además el ser humano tiene siempre la tendencia ingenua de esperar que ‘todo irá mejor mañana’ y que el sacrificio exigido podrá ser evitado.

Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento.    

  En Costa Rica esta estrategia se aplica  bajo el discurso del miedo  y se propone una realidad, donde solo hay dos caminos a seguir,  el supuesto “camino de la responsabilidad” o el “camino de la crisis y división” con este panorama tan trágico se le transmite al receptor pensante que  solo hay una opción viable y que usted como costarricense  tiene que aceptar por formar parte del razonamiento lógico;  Y aunque la decisión sea difícil es única y necesaria para solucionar el problema.

  Cuando se activa en el colectivo la posición del miedo, el ciudadano acepta cualquier opción con tal de que se resuelva la situación, asimismo el miedo va nublar su raciocinio para visualizar las consecuencias de decisiones  complejas.

Cadena Nacional: Mensaje del Presidente ante el llamado a huelga nacional el 10 Setiembre 2018

Ante la convocatoria de sindicatos a huelga hago un llamado a la responsabilidad. Esta es injustificada e improcedente, las puertas de mi gobierno han estado y están abiertas al diálogo.Costa Rica debe seguir funcionando y la tarea del Gobierno es asegurar que así sea. #CadaPersonaCuenta #CRnosnecesita #YoamoaCR

Posted by Carlos Alvarado Quesada on Sunday, September 9, 2018

One Reply to “Costa Rica: Una dictadura mediática”

  1. Muy cierto .
    Es increíble como la prensa de nuestro país es amarillista y cm muchos no vemos lo que realmente nos perjudica con este plan.

Esta pagina tiene coockies. ¿Las aceptas? Más información.