¿Qué es la semiotica?

La  semiótica y semiología se emplean como términos sinónimos para referirse a un ciencia interdisciplinaria que, por una parte, posee una teoría sobre los signos, su naturaleza, sus funciones y su funcionamiento y, por otra, plantea un inventario y una descripción de los sistema de signos de una comunidad histórica y de las relaciones que contraen entre sí.

¿Qué es la semiótica?

“La semiótica es la disciplina que estudia las relaciones entre el código y el mensaje, y entre el signo y el discurso” (p. 19).

En Tratado de semiótica general, la define como aquélla “que estudia todos los procesos culturales como procesos de comunicación” (1975, p. 24). De esta forma, por semiótica es posible entender la ciencia que estudia los signos. La base teórica de la semiótica es otorgada por la lingüística, cuyo padre se considera al suizo Ferdinand de Saussure (1857-1913).

Definición de la semiótica según autores:

Roland Barthes y la semiótica

“La investigación semiológica se propone reconstruir el funcionamiento de los sistemas de significación diferentes de la lengua de acuerdo con el proyecto propio de toda actividad estructuralista: el proyecto de construir un simulacro de los objetos observados … (el principio limitativo o) la pertinencia elegida por la investigación semiológica se refiere, por definición, a la significación de los objetos analizados: se interroga a determinados objetos únicamente bajo el aspecto de su significado, sin cuestionar … los demás determinantes (psicológicos, sociológicos, físicos) de tales objetos”. Roland Barthes, Elementos de semiología (1964).

Kristevas define la semiótica:

“Más que “semiología” o “semiótica”, esta ciencia se construye como una crítica del sentido, de sus elementos y leyes, como un semanálisis (…) La semiótica … forma parte del cuerpo de las ciencias porque teniendo un objeto específico -los modos y las leyes de la significación (la sociedad, el pensamiento), y porque elaborándose en el cruce de otras ciencias, se reserva también una distancia teórica que le permite pensar los discursos teóricos de que forma parte (…) (La semiótica) es una formalización, una producción de modelos…es decir, de sistemas formales cuya estructura es isomorfa o análoga a la estructura de otro sistema (del sistema estudiado)”. Julia Kristeva, Semiótica (1968).

Umberto ECO y la semiótica

“Un proyecto de semiótica general comprende una teoría de los códigos y una teoría de la producción de signos. (La semiótica) estudia el conjunto de la cultura, descomponiendo en signos una inmensa variedad de objetos y acontecimientos… La semiótica se ocupa de cualquier cosa que pueda considerarse como signo. Signo es cualquier cosa que pueda considerarse como substituto significante de cualquier otra cosa. Esa cualquier otra cosa no debe necesariamente existir ni debe subsistir de hecho en el momento en que el signo la represente. En ese sentido, la semiótica es, en principio, la disciplina que estudia todo lo que puede usarse para mentir. Si una cosa no puede usarse para mentir, en ese caso tampoco puede usarse para decir la verdad: en realidad, no puede usarse para decir nada“.

 

Los Signos, Símbolos y Señales

El signo

Es una señal  verbal que se usa para interpretar algo, pero la  lógica tradicional lo define como la proposición antecedente en una premisa mayor hipotética valida que sirve para revelar la consecuente.

Según Morris el signo establece relaciones de tres tipos;

  • a) con otros signos (sintaxis)
  • b) con objetivos designados por el signo (semántica)
  •  c) con el sujeto que lo usa (pragmática).

Símbolo

Es tradicionalmente definido como aquello que representa algo diferente de sí mismo. Sin embargo, Pierce expresa que un símbolo se refiere a su objeto en virtud de alguna convención establecida.

Señal

Es generalmente definida como marca o nota que se pone o hay en las cosas para darlas a conocer y distinguirlas de otras. Es un tipo de signo que tiene por finalidad cambiar u originar una acción y actúa de manera directa e inmediata sobre el receptor del mensaje. Cuando vemos una señal, ella nos indica que debemos prestar atención a un hecho en un momento determinado o modificar una actividad prevista.

 

El método de análisis semiótico

En la literatura nos interesa la semiótica como método de análisis literario 

La semiología es el conjunto de conocimientos y técnicas que permiten distinguir dónde se encuentran los signos, definir lo que los instituye como signos, conocer sus vínculos y las leyes de su encadenamiento.  M. Foucault (1996: 44)

El método de análisis semiótico  es el que centra su atención en la organización interna de sistemas significantes que componen el texto y el espectáculo, en la dinámica del proceso de significación y de instauración del sentido por la acción de los practicantes del teatro y del público.

La semiótica de Peirce es una teoría que intenta explicar la apropiación significativa que el ser humano hace de la realidad. Su doctrina se ocupa de analizar los procesos de pensamiento y de investigar las condiciones de su significancia.

Recordemos, la semiótica, estudia la naturaleza formal de los signos y la naturaleza esencial de toda semiosis.
Predomina el carácter lógico y formal.

Peirce analiza los fenómenos de la significación como la cooperación de tres instancia:

  • El representante o signo propiamente dicho
  • Representado o aquello de lo que el signo da cuenta
  • El intérprete genérico considerado como un muestrario representativo, portador de los hábitos interpretativos de la comunidad a la que pertenece.

La semiótica de Peirce es triádica:

Como se observa en la imagen anterior la semiótica toma en cuenta tres momentos distintos:

  • a) la sintáctica o aquello que representa (representante),
  • b) la semántica o aquello que está representado,
  •  c) la pragmática o la reglas de uso (interpretante)

Peirce propone que todo signo es triádico, necesita de la cooperación de tres instancias: el signo o lo que representa, el objeto o lo representado y el interpretante que produce su relación. Esta cooperación se obtiene mediante el juego de dos determinaciones sucesivas del signo por el objeto y del interpretante por el signo, de manera que el interpretante está determinado por el objeto a través del sujeto.

El texto literario y la semiótica

El texto literario es un signo autónomo compuesto de

  • una obra-cosa, símbolo sensible creado por el artista;
  • un objeto estético o significación asentada en la conciencia colectiva
  • Y una relación con la cosa significada

En este sentido, todo texto es un signo, una estructura y un valor. Como signo es autónomo: puede tener una relación indirecta o metafórica, con la cosa significada, sin dejar de aludirla y posee una función comunicativa o referencial dada la capacidad del lenguaje para establecer elementos semióticos distintos e individuales y reglas de
uso.

El texto literario se puede estudiar semióticamente porque tiene un significado (signo con significado, código convencional, denotaciones y connotaciones, materia y sustancia) y un significante (la obra-cosa) con una función esencialmente comunicativa:

La obra-cosa se le considera de este modo un texto compuesto por símbolos a los que cada cual atribuye un contenido propio. Cierta serie de signos inspira al artista el contenido y aquel lo organiza parcialmente de acuerdo con las reglas formales, obteniendo como resultado una sucesión de signos que el espectador llena de significación que solo coincide en parte con el contenido que le da el creador o algún otro receptor. El texto funciona, pues, como un indicio, como una huella sobre la arena de la personalidad del individuo que con ella se expresa, indicio de las circunstancias temporales y espaciales en las que se desarrolla su diálogo (Romera, 1977: 27

Según Ramírez Caro La semiótica aislante ejecuta dos operaciones básicas:

  1. Descomposición del texto: Esto supone dividir el universo semántico en microuniversos para buscar en ellos sus principios organizativos. Tal descomposición se lleva a cabo en secuencias textuales, secuencias discursivas y unidades semióticas.
  2. Reconstitución del texto: el proceso de reconstrucción del texto busca restaurar un objeto de conocimiento que es y no es a la vez el objeto analizado al comienzo. Comprende los siguientes procesos: restauración del objeto, establecimiento de reglas y modelización.

La semiótica vinculante también posee dos tipos de operaciones:

  1.  Reconocimiento de la heterogeneidad material del texto: supone inventariar los esquemas y códigos primarios del texto tales como: la anaforicidad, la interdiscursividad y la intertextualidad. Estos tres aspectos deben estar “representados por marcas formales específicas”. Otros códigos que entran dentro de
    este inventario son: el ideologema y el preconstruido.
  2.  Reproducción de la homogeneidad funcional del texto: esta se lleva a cabo
    mediante la comparación que permite determinar las macrohuellas y el establecimiento de reglas para ver cómo se producen los discursos y poder llegar a la matriz del proceso de producción del sentido (González, 2002: 146-147).

 

Refrencias

  • Eco, Umberto. Tratado de semiótica general. México: Nueva Imagen.
  • González de Ávila, M.(2002).  Semiótica crítica y crítica de la cultura. Barcelona
  • Jofré, Manuel. “Semiótica crítica de la denotación y connotación” http://www2.cyberhumanitatis.uchile.cl/14/tx20mjofre.htm

Conoce más   de Otros métodos de análisis  literarios
Quieres compartir y conocer más sobre el tema de literatura ingresa al siguiente link