La voz del Relato. Resumen de Figuras III Genette

La voz del Relato. Resumen de Figuras III Genette

La voz, es la ultima instancia analizada por Genette en su analogía del relato con un verbo.  Analizar esta categoría implica estudiar las características de la narración, que son las instancias narrativas o la enunciación.

En la categoría de la voz se analiza todo lo correspondiente a la enunciación: ¿Quién enuncia y en qué circunstancia enuncia?. Por ello, Genette propone que existe tres tipos de instancias narrativas:

 ▶ La instancia de escritura ▶  Instancia de la enunciación  ▶ La  instancia de la narración.

En la instancia de la enunciación el sujeto es el narrador. Y en la instancia de la escritura el sujeto es el escritor. A excepción de las autobiografías donde las  ambas instancias coinciden, en la mayoría de los relatos, el narrador y el autor difieren. el de los relatos con narrador omnisciente puesto que ningún autor en su vida real puede pretender ser omnisciente.


Genette introduce tres categorías que se relacionan con la Voz:

Las tres categorías  de análisis en la noción de la voz son: El tiempo de la narración, los niveles narrativos y la persona.

 

Tiempo en la narración según Genette

Se especifica el tiempo de la narración y no el lugar. Existen cuatro tipos de narración, de acuerdo a su posición temporal: La ulterioridad, de anterioridad, de simultaneidad y de intercalación.

La enunciación ulterior :

El tiempo ulterior es caracteriza por ser la instancia temporal más empleada en la narración, además de ser una instancia  temporal  que no suele especificarse, pero que posee  serie de isotopias temporales que remiten a un especie de pasado.

La  enunciación anterior:

La narración anterior es un tipo de narración propia de los relatos proféticos o de ciencia ficción.

La enunciación simultánea:

Este tipo de enunciación se caracteriza  por ser un relato en presente y se trata de eliminar todo interferencia o juego temporal.

 

En la enunciación intercalada :

En la enunciación intercalada se mezclan los tres tipos anteriores de enunciación.  Y existe una distancia temporal mínima entre los hechos y el relato. Es el caso de “El extranjero”.

 


El Nivel narrativo del relato según Genette

 

Se pueden discriminar diversos narradores a partir del nivel narrativo en el que actúen. Los narradores emiten su discurso en los llamados niveles narrativos, por lo que es necesario definir esta última categoría.

Lo que separa el acto narrativo de la acción contada es una especie de umbral figurado representado por la propia narración. Es una diferencia de nivel que se define de la siguiente forma: “todo acontecimiento contado por un relato está en un nivel diegético inmediatamente superior a aquél en que se sitúa el acto narrativo productor de dicho relato”.

 

Se distinguir tres tipos de niveles narrativos:

La extradiegéticas:  El narrador es alguien externo a la historia que narra.

Las  “diegéticas” (o“intradiegéticas”): el narrador es interno a la historia narrada.

Las Metadiegéticas:  si el narrador es un personaje que estando dentro de una historia marco cuenta, a su vez, otra historia.

Genette propone dos tipos de narradores:

 

El narrador heterodiegético:  es aquél que se halla ausente de la historia que cuenta.

El Narrador homodiegético: es aquél que está presente como personaje en la historia que cuenta.

 


La Funciones del narrador según Genette 

La función primordial del narrador es contar una historia.  Según Genette el discurso del  narrador puede cumplir y cumple en efecto otras funciones y piensa que es  posible establecer un inventario de las funciones del discurso del narrador tomando  como punto de referencia los diversos puntos del complejo narrativo con los cuales  ese discurso se relaciona.

 

¿Cuáles son las funciones del narrador?

La relación del narrador con la historia: 

 Aquí se da la función propiamente  narrativa. Ningún narrador puede prescindir de ella sin perder su carácter de tal o  por lo menos sin reducir su función. Es la definitoria, las otras son extranarrativas.

 

 Relación del narrador con el texto:  Función de control y ordenamiento del discurso:

El narrador puede referirse a su relato en una operación metalingüística o,  más exactamente, metanarrativa. Es una especie de función fiscalizadora que se  manifiesta en que el narrador marca las conexiones, articulaciones, la organización  de su relato.

 

La relación del narrador con la situación narrativa:

 Si el narrador se orienta hacia el narratario (mantener contacto, provocar suspenso, darle órdenes implícitas o  explícitas) se da la función de comunicación. Esto es más claro en relatos  epistolares o en instancias secundarias cuyo narratario es diegético.

 

 

Relación del narrador consigo mismo.:

La función que informa sobre la parte del narrador como tal, en la historia que narra, es decir, la relación entre narrador e  historia: relación afectiva, moral o intelectual, que puede tomar la forma de un  simple testimonio, como cuando el narrador indica la fuente de donde deriva su  información o el grado de precisión de sus recuerdos personales o los sentimientos  despertados en él por un cierto episodio.

La orientación del narrador hacia su  propia figura determina dos funciones más o menos diferenciadas:
  • función testimonial o de atestiguación. Se trata de saber aquí qué significado o significados tiene el complejo narrativo para el narrador y las relaciones de éste en cuanto tal con aquel; es la subjetividad narradora en cuanto tal: relaciones afectivas con su relato (por ejemplo, se cuenta por catarsis, por juego, etc.); sus relaciones afectivas con la historia o con cierta parte de ella (simpatías o antipatías con los personajes; coincidencia con las ideas de unos y desprecio de las ideas de otros, etc.).

 

  •  función ideológica: la única que no debe corresponder necesariamente al narrador. Es el comentario didáctico de la diegésis. Cuando la intervención directa o indirecta del narrador en relación con la historia toma la forma más didáctica de un comentario autorizado del universo de la diégesis. Esta función tiene un rasgo muy importante; se trata del hecho de que no es privativa del narrador, sino que es o puede ser compartida con los personajes. La distribución o el monopolio de esta función por parte del narrador o de los personajes resulta ser un rasgo significativo en las obras.

 

 

Esta pagina tiene coockies. ¿Las aceptas? Más información.

error: Content is protected !!