Consejos sobre la redacción de un trabajo universitario

Consejos sobre la redacción de un trabajo universitario

¿Te gustaría tener algunos consejos sobre la redacción de un trabajo universitario? Sabemos que redactar un texto puede parecer tarea sencilla, pero la verdad es que son muchos los errores que se suelen cometer a la hora de escribir.

Una palabra mal escrita o un signo de puntuación mal colocado podría mandar el mensaje equivocado. Por lo que sin importar si se trata de un correo informal o una carta laboral, redactar correctamente es un requisito indispensable para comunicarnos en el mundo profesional.

A continuación presentamos una serie de consejos sobre la redacción de un trabajo universitario.

Consejos sobre la redacción de un trabajo Universitario

Antes de comenzar con la lista de consejos que deben seguir para la adecuada redacción de un trabajo universitario es necesario comprender varios elementos que componen el texto:

  •   La  oración es una “unidad autónoma de cierta extensión”;  un párrafo o parágrafo es “una unidad constructiva formado por oraciones que desarrollan un mismo núcleo temático”.

 1.CONSEJO #1. Organización del texto

Antes de redactar hay que tener claro cuáles ideas se van a desarrollar en cada párrafo. El mejor método es hacer un esquema antes de escribir porque así los párrafos se delimitan de acuerdo con las ideas que se desean desarrollar y se establece previamente el orden entre los distintos párrafos.

Una norma puede ser la siguiente:  “Para conseguir la debida cohesión en un párrafo o período, debe procurarse ligar la idea inicial de una frase a la idea final de la frase precedente o la idea general –dominante– de dicho párrafo”

De lo anterior se deriva que al inicio de un capítulo se propone una idea, que se expone en el primer párrafo;  en el siguiente, se explica con algunos ejemplos, y así sucesivamente.

Hay que procurar:

  1. no mezclar varias ideas en una misma oración o en un mismo párrafo;
  2. presentar al inicio de cada capítulo una síntesis de pocos renglones de las ideas que se propondrán en esa parte del trabajo;
  3. cerrar el capítulo con una síntesis de las ideas expuestas y sus consecuencias, los problemas que se derivan de aquellas y quedaron sin analizar.

2. CONSEJO #2. Impersonalidad

Una norma de los trabajos académicos es la redacción en tercera persona en singular. La impersonalidad se justifica por varias razones, una de la cuales es de carácter retórico, y consiste en convencer al lector de la verdad de lo dicho: es más verosímil el discurso en tercera persona, más objetivo y “científico” que el discurso en primera.

en lugar de:          resulta mejor:
Los anteriores cambios del poema nos conducen a una tendencia vanguardista Los anteriores cambios tienden al vanguardismo
La escritora nos presenta una novedad en la fonética, la sintaxis y la semántica (…) y las figuras nos muestran una serie de interrupciones de corte temporal que nos permiten evocar una cierta relación con el paso por la vida. Se renuevan la fonética, la sintaxis y la semántica (…) y las figuras muestran una serie de interrupciones de corte temporal que permiten evocar una cierta relación con el paso por la vida.

   

   Por otro lado, hay cierto abuso de la primera persona en la redacción de frases como esta:  

 “En este cuento García Márquez nos relata la historia de una mujer que…”:

El  sentido estricto, el escritor NO nos relata nada a nosotros en particular, de modo que mejor eliminar esa falsa cercanía y redactar con la forma impersonal de la tercera persona:

“En este cuento, García Márquez relata la historia de una mujer que…”.

   

3. CONSEJO #3.Economía

Una de las principales normas de redacción siempre debe ser tratar de expresar al máximo con el menor número de palabras.

1.  deben eliminarse frases obvias, como

    • “En el poema que se analiza”, o “el novelista nacido en Colombia Gabriel García Márquez”, porque son datos que todo lector conoce

2. deben evitarse perífrasis verbales que se pueden sustituir con una forma más simple, por ejemplo:

 


4. CONSEJO #4.    Redacción

El documento que consigna los resultados de la investigación y del análisis de los textos no necesariamente debe seguir el orden del proceso de investigación ni se tiene que redactar como si se estuviera haciendo la narración de ese proceso:

Encontramos primero que en el texto había…

Yo consideraba que el análisis tenía que…

Creo que el siguiente paso es…

Es mejor redactar el documento cuando se ha concluido el análisis y no desde antes pues de lo contrario tiene que corregirse muchas veces: es mejor corregir los esquemas y redactar una vez el borrador que redactar muchos borradores.

5. CONSEJO #5. Revisión

Cuando consideres que ya has finalizado, lee todo tu trabajo. De esta manera, encontrarás errores de ortografía, fallas en la coherencia, vacíos en la presentación de ideas. Es importante que siempre le des una última revisada a tu trabajo. Nunca está de más.

Esta pagina tiene coockies. ¿Las aceptas? Más información.