¿Qué es la novela policial?

¿Qué es la novela policial?

 

La novela policial propone un narrador que le plantea al lector un crimen con la finalidad de que este junto con él, puedan resolver al terminar la trama.

Según Narcajec la novela policial:

“la novela policial es indudablemente una investigación, que tiene por objeto aclarar un misterio apartemente incomprensible, inexplicable para la razón.” (p.14)

Es decir, este tipo de novelas son  aquellas producciones en las que se plantea un delito o problema, que requiere la participación activa de un lector que funge como investigador, para la resolución de la investigación.

Y trata como ente centrar el problema, es decir, el tema que motiva la narración es el delito y permanece a lo largo del texto. También se caracteriza por tener un protagonista que  normalmente es un policía o un detective.  Consigue finalmente averiguar: El cómo, dónde, por qué se produjo el crimen y quién lo perpetró.


¿Cuándo nace la novela policial?

Este tipo de novela  sitúa sus orígenes  en el siglo XX, específicamente con las obras del escritor norteamericano Edgar Allan Poe, quien en los años 40 del siglo XIX, comienza a  publicar sus cuentos titulados:  Los crímenes de la calle Morgue, La carta Robada  y El misterio de Marie Roge.

Los anteriores son los primeros cuentos que retratan la temática que presentan un misterios producido por un crimen que requiere la investigación racional y estas tres obras  ofrecerán las primeras características del género.

En esta  primera etapa es donde  sobre sale ese personaje que no se relaciona con la policía, pero que es el encargado de realizar la investigación, además de que siempre en estas narraciones la razón siempre sobre pasar la acción y esta razón será el medio para aclarar el crimen, y por último se da la inserción del personaje sospechoso y los testigos que son los que darán los indicios para esclarecer el crimen.

Lo más relevante es que dichas estructuras se mantendrán hasta la actualidad dentro la construcción de lo policial. Esta tendencia fue la que hizo que Poe fuera nombrado padre del género policial .

En 1887 aparece otro de los grande hitos de la novela policial, con el autor francés de uno de los libros más representativo, Arthur Conan Doyle autor de Sherlock Holmes, la cual se convertirá en el modelo para los posteriores escritores.

Esta nueva etapa establecerá  el género ya de la novela policíaca y se dejan  de lado los relatos breves o cuentos  para empezar con tramas más complejas.

 


¿Cuál es la estructura de la novela policial?

La novela policiaca tiene una estructura que se ha logrado mantener desde Edgar Allan Poe, hasta la actualidad, Es decir,  la novela se compone de inicio, trama y desenlace en donde:

 “[…] El inicio se presenta a los personajes y la relación que existe entre ellos; la trama se ocupa de describir y desarrollar el crimen y la investigación del caso; en el desenlace el detective resuelve el misterio a partir de las pistas que va presentando a lo largo de la trama.”

Sin embargo, esta estructura debe respetar una serie de reglas o características  durante la construcción de la misma. Mismas que fueron estipuladas por  el autor S. Van Dine.


Características de la novela policíaca

El autor S. Van Dine, fue el creador de las normas que rigen este género, las cuales han sido empleadas y comentadas en diversos estudios de la novela policial.

Principales características de la novela policíaca

  1. Una de las principales características  relación entre actor y detective deben ir ligadas,ambos deben tener el mismo conocimiento o pistas sobre quien genero el crimen, y el autor no debe otorgar al lector mayores datos, que los proporcionados al detective.
  2. No permite el elemento amoroso como parte de la construcción, ya que hace perder el interés del lector y la finalidad del autor.
  3. El descubrir el culpable, se debe deducir por las construcciones lógicas y de generarse por medio de accidente o por espontaneidad perdería la intencionalidad.
  4. El detective es esencial en este género, será el encargado de reunir las pruebas necesarias, y la novela no se genera sin la presencia de este.
  5. Una novela policíaca sin un asesinato no existe.
  6. El descubrir se debe dar a partir de hechos concretos y no de elementos fantasiosos o ilusorios.
  7. El culpable será el personaje que tiene un papel más o menos relevante dentro de la obra, y este nunca debe pertenecer a los actantes de cercanía como los personajes domésticos. Y el culpable al igual que el detective debe ser único.
  8. Las colectividades secretas como sectas, grupos organizados o magia, no son móvil dentro de este género.
  9. La solución de la empresa debe ser clara pero ambigua, y no deben haber dentro de la narración largas descripciones o datos innecesarios.
  10. El crimen debe prevalecer a lo largo de la narración, es decir, lo que se presenta como un crimen al inicio debe prevalecer hasta al final y no solo verse como un accidente.
  11. Casi siempre se plantea este género por medio del ente personal, es decir, el autor lo plantea como reflejo de su preocupación o experiencia.
  12. Para finalizar,La novela  policíaca nunca debe recurrir:

    • Identidad del culpable con una colilla, o con una sesión de espiritismo,
    • Las huellas digitales falsas
    • La coartada con un maniquí
    • El culpable gemelo del sospechoso
    • la jeringa hipodérmica y el suero de la verdad,
    • El asesinato cometido en una habitación cerrada, entre otros.

Principales autores de la novela policial

Estudio en escarlata, de Arthur Conan Doyle

El halcón maltés, de Dashiell Hammet

La mujer de negro, de  Susan Hill.

Asesinato en el Orient Express  de Agatha Christie

Crimen y castigo., de Fedor Dostoiewski

La falsa pista de Henning Mankell.

 

 

 

 

Esta pagina tiene coockies. ¿Las aceptas? Más información.