Cuerpos ausentes de amantes clandestinos

Cuerpos ausentes de amantes clandestinos

Cuerpos ausentes

 

Cuerpos ausentes de amantes clandestinos,

que no se tocan, que no se besas, que no sé saben amar.

Cuerpos ausentes de pequeños desconocidos que solo posicionaron sus sexos a las  luces tenues de las noches sombrías.

¡Ustedes!

Ustedes que cerraron los ojos para no conocerse,

Y ustedes que cerraron el alma para no comprenderse.

Ustedes que cerraron su ser para no pertenecerse.

¡Ustedes!

Los que olvidaron cerrar las piernas a los besos candentes.

Ustedes olvidaron ocultar las ganas de los sexos imprudentes.

Olvidaron ocultar el reflejo de las luces , que nunca anidaron en sus cuerpos aún jadeantes de sexo.

Sus cuerpos seguirán siendo  ausentes,

Sus almas no saben como pertenecerse,

ustedes que no saben cómo amar,

se tocan, se besan y acaban una y mil veces , pero nunca se van a sentir.

 

Finalmente, morirán con los cueros pegados a los huesos de un cuerpo

que cerró toda posibilidad de poder pertenecerse.

Entonces  se buscarán mis veces en la clandestinidad de las noches aún sin suerte.

otros poemas
 Poemas de amantes 
La mujer sobre mi cama

Esta pagina tiene coockies. ¿Las aceptas? Más información.